En el reciente encuentro bilateral que FEUSO Andalucía ha mantenido con la consejera de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, Patricia del Pozo (del que ofrecemos detallada cuenta en esta noticia), uno de los puntos más relevantes tratados fue la petición pormenorizada de mejora de las condiciones laborales para el Personal de Administración y Servicios (PAS) y Personal Complementario (PC) de los centros de enseñanza concertada. Nuestras principales reivindicaciones en este sentido han sido la solicitud de desburocratización de tareas y el establecimiento de un complemento autonómico tanto para PAS como para PC, una propuesta ante la consejera ha mostrado buena predisposición.

Asimismo, hemos tenido la oportunidad de trasladar a la consejera el sentir de este colectivo mediante la lectura de párrafos de una carta de un trabajador, como se puede ver en la imagen principal de este artículo. Dado el interés de la misiva, destacamos a continuación los párrafos más relevantes de la misma:

 

Es importante destacar que lo recogido en este documento por un trabajador del  PAS, coincide en gran medida con las reivindicaciones de mejoras para el PAS y el PC realizadas por nuestro sindicato desde hace más de una década, tal y como se recoge en el siguiente boletín de 2008 y la encuesta de 2010:

¡Llegó la hora del PAS! (Boletín especial USO – Febrero 2008)

 

Encuesta PAS (realizada en 2010)

Como no podía ser de otra manera, desde FEUSO Andalucía perseveraremos en la reclamación de las mejoras, justas y necesarias para este colectivo de trabajadores de la enseñanza concertada. Un pilar esencial para el buen funcionamiento de los centros, que en los últimos años han visto cómo sus condiciones laborales han sido continuamente empeoradas. Como atestiguan el boletín y la encuesta mostrados sobre estas líneas, fuimos los primeros (y en solitario) que comenzamos ‘la cruzada’ para todo el sector en Andalucía. Desgraciadamente, luego encadenamos distintas situaciones de crisis que aún hoy arrastramos y de la que no hemos salido completamente. Pero precisamente por esa continua situación de inestabilidad permanente, hay que dotar de estabilidad a quienes desempeñan su trabajo. Y más, siendo, un trabajo esencial.